Hormona del crecimiento - características, funciones, deficiencia y exceso de la hormona del crecimiento


¿Qué es la hormona del crecimiento? ¿Cómo se puede aumentar la producción natural de hormona de crecimiento? ¿Qué sucede cuando existe una deficiencia y un exceso de esta hormona en nuestro cuerpo? La hormona del crecimiento (GH, del inglés: growth hormone), también llamada somatotropina o hormona del crecimiento humano (HGH, del inglés human growth hormone), es una hormona peptídica (de característica proteica) secretada por el lóbulo anterior de la glándula pituitaria.

Funciones de la hormona del crecimiento. Se encarga de estimular el crecimiento de esencialmente todos los tejidos del cuerpo, incluyendo el tejido óseo (huesos). La hormona del crecimiento es sintetizada y secretada por las células de la pituitaria anterior llamadas somatotrofas, que liberan entre uno y dos miligramos de la hormona cada día.

La hormona del crecimiento es vital para el crecimiento físico normal en los niños; Sus niveles aumentan progresivamente durante la infancia y su pico se da durante el brote de crecimiento que se produce en la pubertad.

Características generales de la hormona del crecimiento o somatotropina


La hormona del crecimiento es una proteína cuya estructura primaria se ha establecido completamente para las formas humanas y bovinas de la hormona. Es probablemente universalmente distribuida en gnathostomes (vertebrados con mandíbulas), siendo esencial para el mantenimiento del crecimiento, pero su presencia en agnathans (vertebrados sin mandíbula) aún no se ha establecido con certeza.
Hormona del crecimiento - características, funciones, deficiencia y exceso
Las propiedades físicas y químicas de la hormona del crecimiento, que difieren de una especie a otra, están asociadas con marcadas diferencias en la actividad biológica. Sin embargo, sólo una parte de la molécula es realmente responsable de su actividad biológica, ya que hasta el 25 por ciento de ella puede perderse sin causar ninguna disminución de la potencia.

El hombre responde a las hormonas de crecimiento obtenidas de otros primates, pero las ratas responden a las de una amplia gama de especies. Aún más llamativo, el crecimiento de peces teleósteos (huesos), que se detiene si se elimina la glándula pituitaria, puede reiniciarse mediante el tratamiento con hormona de crecimiento de mamíferos; Por otro lado, las preparaciones de las glándulas pituitarias de estos peces no tienen ningún efecto sobre el crecimiento de los mamíferos.

Las hormonas de crecimiento de lungfishes, que están estrechamente relacionadas con los vertebrados terrestres, y de esturiones, que son miembros primitivos de la línea evolutiva que llevó a los peces óseos, afectan el crecimiento de los mamíferos, tal vez porque estas hormonas tienen una estructura molecular más generalizada.

El crecimiento es un proceso tan complejo que la definición del modo de acción de la hormona del crecimiento es difícil de explicar. Uno de sus efectos conocidos es un aumento en la tasa de síntesis de proteínas, que es de esperar, ya que el crecimiento implica la deposición de nuevo material proteico.

Además, la hormona del crecimiento afecta el metabolismo de ciertos iones (incluyendo sodio, potasio y calcio), promueve la liberación de grasas de las reservas de grasa (tejido adiposo) e influye en el metabolismo de los carbohidratos de formas que tienden a causar un aumento en el nivel de glucosa en el torrente sanguíneo.

La última acción crea una demanda de un aumento de la producción de insulina (una hormona secretada por el páncreas), que actúa para devolver el nivel de glucosa en la sangre a la normalidad. El tratamiento prolongado de los perros con hormona del crecimiento puede exagerar el tejido pancreático en el que se sintetiza la insulina y provocar una condición diabética, en la que la insulina se forma en cantidades inadecuadas.

Sin embargo, es improbable que esto sea un factor para establecer la diabetes mellitus en el hombre. Sin embargo, el exceso de secreción de la hormona del crecimiento tiene efectos perjudiciales en el hombre, ya que produce sobrecrecimiento del esqueleto. Si esto ocurre en la juventud, antes del cierre de las epífisis (extremos) de los huesos largos, resulta en gigantismo.

Si se produce después, provoca acromegalia, en la que la alteración es más grave, con agrandamiento de los huesos y tejidos blandos, y consiguiente distorsión del cráneo.

Funciones y secreción de la hormona del crecimiento a nivel bioquímico y fisiológico


En términos bioquímicos, la hormona del crecimiento estimula la síntesis de proteínas y aumenta la descomposición/degradación de grasa para proporcionar la energía necesaria para el crecimiento de los tejidos. También antagoniza (opone) la acción de la insulina.

La hormona del crecimiento puede actuar directamente sobre los tejidos, pero gran parte de su efecto está mediado por la estimulación del hígado y otros tejidos para producir y liberar factores de crecimiento parecidos a la insulina, principalmente el factor 1 de crecimiento insulínico (IGF-1, antes llamado somatomedina).

El término factor de crecimiento similar a la insulina se deriva de la capacidad de altas concentraciones de estos factores para imitar la acción de la insulina, aunque su acción primaria es estimular el crecimiento. Las concentraciones séricas de IGF-1 aumentan progresivamente con la edad en los niños, con un aumento acelerado en el momento del brote de crecimiento puberal. Después de la pubertad las concentraciones de IGF-1 disminuyen gradualmente con la edad, al igual que las concentraciones de hormona del crecimiento.

La secreción de la hormona del crecimiento es estimulada por la hormona liberadora de la hormona del crecimiento (GHRH) y es inhibida por la somatostatina. Además, la secreción de la hormona del crecimiento es pulsátil, con surtos en la secreción que ocurren después del inicio del sueño profundo que son especialmente prominentes en el momento de la pubertad.

En sujetos normales y sanos, la secreción de hormona del crecimiento aumenta en respuesta a la disminución de la ingesta de alimentos y al estrés disminuciones fisiológico y decrece en respuesta a la ingesta de alimentos. Sin embargo, algunos individuos se ven afectados por anomalías en la secreción de la hormona del crecimiento que implican deficiencia o sobreabundancia de esta hormona.

Deficiencia de hormona del crecimiento


¿Qué efectos se generan en el cuerpo por la deficiencia de hormona del crecimiento?

La deficiencia de hormona del crecimiento es una de las muchas causas de baja estatura y enanismo. Proviene principalmente de daño al hipotálamo o la glándula pituitaria durante el desarrollo fetal (deficiencia congénita de hormona del crecimiento) o después del nacimiento (deficiencia de hormona del crecimiento adquirida).

La deficiencia de hormona del crecimiento también puede ser causada por mutaciones en los genes que regulan su síntesis y secreción. Los genes afectados incluyen PIT-1 (factor de transcripción específico de pituitaria-1) y POUF-1 (profeta de PIT-1). Las mutaciones en estos genes también pueden causar disminución de la síntesis y secreción de otras hormonas pituitarias.

En algunos casos, la deficiencia de hormona del crecimiento es el resultado de la deficiencia de hormona liberadora de la hormona del crecimiento (GHRH), en cuyo caso la secreción de hormona del crecimiento (GH) puede ser estimulada por infusión de GHRH. En otros casos, los somatótrofos mismos son incapaces de producir GH, o la propia hormona es estructuralmente anormal y tiene poca actividad promotora del crecimiento.

Además, la baja estatura y la deficiencia de hormona del crecimiento se encuentran a menudo en los niños diagnosticados con enanismo psicosocial, que resulta de privación emocional severa. Cuando los niños con este trastorno son liberados del ambiente estresante y no nutritivo, su función endocrina y su tasa de crecimiento se normalizan.

Los niños con deficiencia de hormona de crecimiento aislada son de tamaño normal al nacer, pero el retraso del crecimiento se hace evidente en los primeros dos años de vida. Las radiografías (radiografías) de las epífisis (los extremos en crecimiento) de los huesos muestran retardo de crecimiento en relación con la edad cronológica del paciente. Aunque la pubertad se retrasa a menudo, la fertilidad y la entrega de niños normales es posible en mujeres afectadas.

La deficiencia de hormona del crecimiento es más a menudo tratada con inyecciones de esta hormona. Durante décadas, sin embargo, la disponibilidad de la hormona fue limitada, porque se obtuvo únicamente de pituitarias de cadáveres humanos. En 1985, el uso de GH natural se detuvo en los Estados Unidos y en varios otros países debido a la posibilidad de que la hormona estaba contaminada con un tipo de agente patógeno conocido como prión, que causa una enfermedad fatal llamada enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Ese mismo año, mediante la tecnología del ADN recombinante, los científicos fueron capaces de producir una forma humana biosintética, a la que llamaron somatrem, asegurando así un suministro virtualmente ilimitado de esta una vez preciosa sustancia.

Los niños con deficiencia de hormona del crecimiento responden bien a las inyecciones de GH recombinante, alcanzando a menudo una altura casi normal. Sin embargo, algunos niños, principalmente aquellos con la incapacidad hereditaria para sintetizar hormona del crecimiento, desarrollan anticuerpos en respuesta a las inyecciones de la hormona. Los niños con baja estatura no asociados con la deficiencia de hormona del crecimiento también pueden crecer en respuesta a las inyecciones hormonales, aunque a menudo se requieren grandes dosis.

Una forma rara de baja estatura es causada por una insensibilidad heredada a la acción de la hormona del crecimiento. Este trastorno es conocido como enanismo de Laron y se caracteriza por receptores de hormona del crecimiento anormales, lo que resulta en una disminución de la producción de IGF-1 estimulada por la hormona del crecimiento y un crecimiento deficiente.

Las concentraciones séricas de la hormona del crecimiento son altas debido a la ausencia de la acción inhibidora de IGF-1 sobre la secreción de GH. El enanismo también puede ser causado por la insensibilidad del tejido óseo y otros tejidos al IGF-1, resultante de la disminución de la función de los receptores de IGF-1.

La deficiencia de hormona del crecimiento a menudo persiste en la edad adulta, aunque algunas personas afectadas en la infancia tienen secreción normal de hormona del crecimiento en la edad adulta. La deficiencia de hormona del crecimiento en adultos se asocia con fatiga, disminución de la energía, estado de ánimo deprimido, disminución de la fuerza muscular, disminución de la masa muscular, piel delgada y seca, aumento del tejido adiposo y disminución de la densidad ósea. El tratamiento con inyecciones de hormona del crecimiento revierte algunas de estas anormalidades pero puede causar retención de líquidos, diabetes mellitus y presión arterial alta (hipertensión).

Exceso de hormona del crecimiento


¿Qué efectos se generan en el cuerpo cuando éste produce mucha hormona del crecimiento?

El exceso de producción de hormona del crecimiento es causado más a menudo por un tumor benigno (adenoma) de las células somatotróficas de la glándula pituitaria. En algunos casos, un tumor del pulmón o de los islotes pancreáticos de Langerhans produce GHRH (hormona liberadora de la hormona del crecimiento), que estimula a los somatótrofos a producir grandes cantidades de hormona del crecimiento.

En raros casos, la producción ectópica de GH (producción por células tumorales en tejidos que no suelen sintetizar GH) causa un exceso de la hormona. Los tumores somatotróficos en niños son muy raros y causan un crecimiento excesivo que puede conducir a una altura extrema (gigantismo) y características de acromegalia.

La Acromegalia se refiere a la ampliación de las partes distales (acral) del cuerpo, incluyendo las manos, los pies, el mentón y la nariz. La ampliación se debe al crecimiento excesivo de cartílago, músculo, tejido subcutáneo y piel. Por lo tanto, los pacientes con acromegalia tienen una mandíbula prominente, una nariz grande, y grandes manos y pies, así como la ampliación de la mayoría de los otros tejidos, incluyendo la lengua, el corazón, el hígado y los riñones.

Además de los efectos del exceso de hormona del crecimiento (GH), un tumor pituitario en sí mismo puede causar fuertes dolores de cabeza, y la presión del tumor en el quiasma óptico puede causar defectos visuales.

Debido a que las acciones metabólicas de la hormona del crecimiento son antagónicas (opuestas) a las de la insulina, algunos pacientes con acromegalia desarrollan diabetes mellitus. Otros problemas asociados con la acromegalia incluyen la presión arterial alta (hipertensión), enfermedades cardiovasculares y artritis. Los pacientes con acromegalia también tienen un mayor riesgo de desarrollar tumores malignos del intestino grueso.

Algunos tumores somatotróficos también producen prolactina, que puede causar la lactancia anormal (galactorrea). Los pacientes con acromegalia se tratan habitualmente mediante resección quirúrgica del tumor pituitario. También pueden ser tratados con radioterapia o con fármacos tales como pegvisomant, que bloquea la unión de la hormona del crecimiento a sus receptores, y análogos sintéticos de larga duración de la somatostatina, que inhiben la secreción de GH.

¿Cómo aumentar de forma natural la producción de hormona del crecimiento


Si quieres saber qué puedes hacer para aumentar de forma natural la producción de hormona del crecimiento en tu cuerpo, te aconsejo que leas muy bien el artículo que te dejo en este enlace.

Referencias:

https://medlineplus.gov/ency/article/003706.htm
https://www.britannica.com/science/growth-hormone

Bibliografía:

Cruz, j (2008). Fundamentos de fisiología humana y del ejercicio.

William D. McArdle, Frank I. Katch y Victor L. Katch. Fisiología del ejercicio (nutrición, energía y rendimiento humano), Séptima edición.

Artículos de interés

0 comentarios

Síguenos en Facebook

Recibe actualizaciones


Recibe artículos recientes en tu correo