Adenosín trifosfato (ATP)


El adenosín trifosfato o ATP es la "moneda de cambio" de energía de los organismos vivos. El ATP transfiere la energía liberada en las reacciones catabólicas exergónicas a las actividades que requieren energía (reacciones endergónicas). Dentro de estas actividades celulares se encuentran la contracción muscular, el movimiento de cromosomas durante la división celular, el movimiento de estructuras intracelulares, el transporte de sustancias a través de las membranas y la síntesis de moléculas más grandes a partir de otras más pequeñas.

Como su nombre lo indica, el ATP está formado por tres grupos fosfato unidos a la adenosina, compuesta por adenina y el azúcar de cinco carbonos ribosa.

Adenosín trifosfato (ATP)

Cuando se agrega una molécula de agua al ATP, se pierde el tercer grupo fosfato, simbolizado con P en la siguiente explicación, y la reacción global libera energía. La enzima que cataliza la hidrólisis del ATP se denomina ATPasa. La eliminación del tercer grupo fosfato da lugar a la molécula denominada adenosín difosfato o ADP en la reacción siguiente:


Adenosín trifosfato (ATP)


Como se expresó con anterioridad, la célula utiliza continuamente la energía liberada por el catabolismo del ATP en ADP. Como el abastecimiento de ATP es limitado, existe un mecanismo para resintetizar ATP: la enzima ATP sintasa cataliza la adición de un grupo fosfato al ADP, de manera que sigue:

Adenosín trifosfato (ATP)

¿De dónde obtiene la célula la energía necesaria para producir ATP? La energía necesaria para unir un grupo fosfato al ADP es suministrada principalmente por la degradación de la glucosa en un proceso denominado respiración celular. La respiración celular tiene dos fases, anaerobia y aerobia:

1. Fase anaerobia. En una serie de reacciones que no requieren oxígeno, la glucosa se degrada principalmente a ácido pirúvico por una serie de reacciones catabólicas. Cada molécula de glucosa que se convierte en ácido pirúvico genera dos moléculas de ATP.

2. Fase aerobia. En presencia de oxígeno, la glucosa se degrada en su totalidad a dióxido de carbono y agua. Estas reacciones generan calor y 36 o 39 moléculas de ATP.

Características del ATP (Adenosín trifosfato)


Adenosina trifosfato (ATP) es una molécula que transporta energía en las células de todos los seres vivos. La ATP captura la energía química obtenida de la descomposición de las moléculas de los alimentos y la libera para alimentar otros procesos celulares.

Las células requieren energía química para tres tipos generales de tareas: impulsar reacciones metabólicas que no ocurrirían automáticamente; Transportar las sustancias necesarias a través de las membranas; Y hacer el trabajo mecánico, tal como moviendo los músculos. El ATP no es una molécula de almacenamiento para la energía química; Que es el trabajo de los carbohidratos, como el glucógeno, y las grasas. Cuando la energía es necesaria por la célula, se convierte de moléculas de almacenamiento en ATP. El ATP sirve entonces como una lanzadera, entregando energía a los lugares dentro de la célula donde las actividades que consumen energía están ocurriendo.

ATP es un nucleótido que consta de tres estructuras principales: la base nitrogenada, adenina; El azúcar, la ribosa; Y una cadena de tres grupos fosfato unidos a ribosa. La cola de fosfato de ATP es la fuente de energía real que los grifos de la célula. La energía disponible está contenida en los enlaces entre los fosfatos y se libera cuando se rompen, lo que ocurre mediante la adición de una molécula de agua (un proceso llamado hidrólisis). Normalmente sólo el fosfato externo se elimina del ATP para producir energía; Cuando esto ocurre ATP se convierte en adenosina difosfato (ADP), la forma del nucleótido que tiene sólo dos fosfatos.

Adenosín trifosfato (ATP)


ATP es capaz de impulsar los procesos celulares mediante la transferencia de un grupo fosfato a otra molécula (un proceso llamado fosforilación). Esta transferencia se lleva a cabo mediante enzimas especiales que unen la liberación de energía de ATP a las actividades celulares que requieren energía.

Aunque las células descomponen continuamente ATP para obtener energía, ATP también se sintetiza constantemente a partir de ADP y fosfato a través de los procesos de respiración celular. La mayor parte del ATP en las células es producida por la enzima ATP sintasa, que convierte ADP y fosfato en ATP. La ATP sintasa se encuentra en la membrana de estructuras celulares llamadas mitocondrias; En las células vegetales, la enzima también se encuentra en los cloroplastos. El papel central del ATP en el metabolismo energético fue descubierto por Fritz Albert Lipmann y Herman Kalckar en 1941.

Bibliografía:

Tórtora y Derrickson. Principios de anatomía y fisiología (onceava edición)

William D. Mc Ardle, Frank I. Katch, Vitor L. Katch. Exercise Physiology 7th edition.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Adenosín trifosfato (ATP)
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.