Adenosín trifosfato (ATP)


El adenosín trifosfato o ATP es la "moneda de cambio" de energía de los organismos vivos. El ATP transfiere la energía liberada en las reacciones catabólicas exergónicas a las actividades que requieren energía (reacciones endergónicas). Dentro de estas actividades celulares se encuentran la contracción muscular, el movimiento de cromosomas durante la división celular, el movimiento de estructuras intracelulares, el transporte de sustancias a través de las membranas y la síntesis de moléculas más grandes a partir de otras más pequeñas.

Como su nombre lo indica, el ATP está formado por tres grupos fosfato unidos a la adenosina, compuesta por adenina y el azúcar de cinco carbonos ribosa.




Cuando se agrega una molécula de agua al ATP, se pierde el tercer grupo fosfato, simbolizado con P en la siguiente explicación, y la reacción global libera energía. La enzima que cataliza la hidrólisis del ATP se denomina ATPasa. La eliminación del tercer grupo fosfato da lugar a la molécula denominada adenosín difosfato o ADP en la reacción siguiente:





Como se expresó con anterioridad, la célula utiliza continuamente la energía liberada por el catabolismo del ATP en ADP. Como el abastecimiento de ATP es limitado, existe un mecanismo para resintetizar ATP: la enzima ATP sintasa cataliza la adición de un grupo fosfato al ADP, de manera que sigue:



¿De dónde obtiene la célula la energía necesaria para producir ATP? La energía necesaria para unir un grupo fosfato al ADP es suministrada principalmente por la degradación de la glucosa en un proceso denominado respiración celular. La respiración celular tiene dos fases, anaerobia y aerobia:

1. Fase anaerobia. En una serie de reacciones que no requieren oxígeno, la glucosa se degrada principalmente a ácido pirúvico por una serie de reacciones catabólicas. Cada molécula de glucosa que se convierte en ácido pirúvico genera dos moléculas de ATP.

2. Fase aerobia. En presencia de oxígeno, la glucosa se degrada en su totalidad a dióxido de carbono y agua. Estas reacciones generan calor y 36 o 39 moléculas de ATP.

Artículos de interés

0 comentarios

Síguenos en Facebook

Recibe actualizaciones


Recibe artículos recientes en tu correo