Ácidos, bases y sales inorgánicas


Cuando los ácidos, bases o sales se disuelven en agua, se disocian, es decir, se separan en iones que son rodeados por moléculas de agua. Un ácido es una sustancia que se disocia en uno o más iones de hidrógeno (H+) y uno o más aniones. Dado que el H+ es un protón único con carga positiva, también se conoce a los ácidos como dadores de protones.

Al contrario, una base capta H+ de una solución y, por ende, es un aceptor de protones. Muchas bases se disocian en uno o más iones hidroxilo (OH-) y uno o más cationes.



Una sal, cuando se disuelve en agua, se disocia en cationes y aniones, ninguno de los cuales es H+ o OH-. En el organismo, las sales como el cloruro de potasio son electrolitos importantes para la transmisión de corrientes eléctricas (iones que fluyen de un lugar a otro), sobre todo en el tejido muscular y en el nervioso.

Además, los iones de las sales proveen muchos elementos químicas esenciales en el líquido intracelular y extracelular, como la sangre, la linfa y el líquido intersticial de los tejidos.

Los ácidos y las bases reaccionan entre sí para formar sales. Por ejemplo, la reacción entre el ácido clorhídrico (HCl) y una base como el hidróxido de potasio (KOH), una base, produce una sal, el cloruro de potasio (KCl) y agua (H2O). Esta reacción de intercambio se puede representar de la siguiente manera:



Los ácidos y las bases afectan la química y nuestra vida diaria también. Pueden ser identificados por su sabor; Ácidos con sabor amargo y bases con sabor salado. Los ácidos se encuentran en muchas sustancias, incluyendo los alimentos, pero su presencia en los frutos es muy prominente, por ejemplo, el ácido cítrico está presente en los cítricos como el naranja y el limón. El vinagre contiene ácido acético. Aparte de estos, algunos ácidos son ampliamente utilizados en el laboratorio, como ácido clorhídrico, ácido sulfúrico y ácido nítrico

En general, las bases se encuentran en los limpiadores domésticos para limpiar la grasa de las ventanas y pisos y también en jabones, pastas dentífricas, claras de huevo, líquidos para lavar platos y amoníaco doméstico.

Nuestro cuerpo contiene algunos ácidos muy comunes como el ácido clorhídrico diluido en el estómago, que causa la digestión de los alimentos. Si el contenido de nuestro estómago se vuelve demasiado ácido, tenemos indigestión y una sensación de ardor en el estómago. Los ácidos y bases también regulan las actividades metabólicas en el cuerpo humano a través de procesos de equilibrio. Las picaduras de abejas son de naturaleza ácida, mientras que las picaduras de avispas son de naturaleza alcalina.

Ácidos, bases y sales inorgánicas, aspectos a tener en cuenta



Todos los ácidos generan gas hidrógeno al reaccionar con metales. El hidrógeno es común a todos los ácidos.

Los ácidos, bases y sales son tres categorías principales de compuestos químicos. Tienen ciertas propiedades definidas que distinguen una clase de la otra.

El sabor amargo de muchas frutas y verduras, limón, por ejemplo, se debe a varios tipos de ácidos presentes en ellos.

Los fluidos digestivos de la mayoría de los animales y seres humanos también contienen ácidos. La palabra "ácido" se deriva de una palabra latina, que significa "amargo".

Los ácidos que utilizamos en el laboratorio son ácidos muy fuertes como ácido clorhídrico y ácido sulfúrico. Los ácidos fuertes son corrosivos y pueden quemar tu piel.

Las bases, por otra parte, son el producto químico opuesto de los ácidos. Son amargos en sabor y jabón al tacto.

Agua de mar y detergentes son algunos ejemplos de sustancias que son básicas. Muchas bases son compuestos de óxido o hidróxido de metales.

Las bases fuertes también pueden quemar la piel. ¡Saborear una sustancia no es la manera correcta de averiguar si es un ácido o una base! Los ácidos y bases pueden distinguirse mejor con la ayuda de indicadores.

Los indicadores son sustancias que experimentan un cambio de color con un cambio de medio ácido, neutro o básico.

El tornasol, un tinte púrpura extraído de la planta del liquen, se utiliza comúnmente como indicador en los laboratorios.

Los ácidos cambian el color de la solución de tornasol a rojo, y las bases cambian el color de la solución de tornasol al azul. La cúrcuma es otro indicador común del hogar.

Una mancha de derrame de alimentos a base de cúrcuma sobre un paño blanco se convierte en marrón rojizo cuando el jabón se friega en él.

El jabón es básico en la naturaleza y cambia el color de la mancha de la cúrcuma. Se vuelve a amarillear cuando el paño se lava con abundante agua.

Bibliografía:

Tórtora y Derrickson. Principios de anatomía y fisiología (onceava edición)

William D. Mc Ardle, Frank I. Katch, Vitor L. Katch. Exercise Physiology 7th edition.

https://www.britannica.com

Artículos relacionados

Ácidos, bases y sales inorgánicas
4/ 5
Oleh

Suscríbete via email

¿Te gustó el artículo? Suscríbete para recibir las actualizaciones en tu correo electrónico.