Tipos de neurona


Pese a su extraordinaria complejidad funcional, es posible clasificar de una manera sencilla a las millones y millones de neuronas que conforman nuestro sistema nervioso. El criterio que permite esta clasificación está relacionado con la posición que ocupa la neurona dentro de la estructura del arco reflejo.



El siguiente cuadro resume los tipos de neuronas y las funciones que éstas realizan:



Las neuronas aferentes, también denominadas sensitivas o centrípetas, realizan una función receptora; son ellas las encargadas de transformar cualquier tipo de energía (luminosa, sonora, de presión, temperatura, etc.) en energía nerviosa.

Las neuronas sensitivas, encargadas de transmitir la información desde la periferia al centro integrador (médula espinal y cerebro), presentan un axón relativamente corto y unas dendritas largas. Su soma es´ta localizado por fuera de la médula espinal, en los denominados ganglios.



Las neuronas eferentes, también denominados centrífugas o motoras (las que inervan la musculatura esqulética, por ejemplo), realizan como su denominación lo indica una función efectora: transmitir la información desde el centro (médula espinal o cerebro), hacia la periferia (por ejemplo, los nervios simpáticos que parten del centro vasomotor localizado en la médula oblonga hacia el corazón, motoneuronas localizadas en las astas anteriores de la médula espinal, encargadas de enviar impulsos nerviosos hacia la musculatura esquelética, etc.).

El cuerpo o soma de estas neuronas se encuentra en la médula espinal o en el cerebro; presenta unas dendritas pequeñas y un axón de gran longitud.

Las interneuronas que se localizan en el sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), realizan una función integradora, es decir se encargan de integrar la información que proviene por las vías sensitivas, con la información que sale hacia la periferia por las neuronas efectoras.

Estas neuronas procesan, en términos de analizar y sintetizar, la información procedente de las neuronas sensitivas, para luego elaborar un programa de reacción de respuesta, que será transmitido hacia un órgano efector (por ejemplo, el músculo esquelético), a través de neuronas efectoras.

Artículos de interés

0 comentarios

Síguenos en Facebook

Recibe actualizaciones


Recibe artículos recientes en tu correo