Estados funcionales de la neurona


La neurona responde a la estimulación con una reacción de respuesta denominada excitación. Los estímulos, entendiéndose como los cambios que ocurren en los medios, externo e interno y que son captados por las neuronas, pueden provocar el estado de excitación. En esta circunstancias la neurona responde a la estimulación con la generación de un impulso nervioso (potencial de acción), que se irradiará por los nervios en busca de hacer contacto con otra neurona o con el órgano efector que pretende regular

Cuando la neurona no está siendo estimulada se dice que se encuentra en un estado de reposo. En estas circunstancias no se observa ninguna manifestación externa en relación con la funcionalidad de la neurona. Al no recibir estímulos, no tendrá que reproducir impulsos nerviosos.



En algunas circunstancias la neurona puede recibir una cantidad excesiva de estímulos, muy por encima de su capacidad de asimilación. En otras condiciones es necesario "frenar" la reacción de respuesta, para así garantizar una gran efectividad en su papel regulador de las funciones de los distintos subsistemas. El estado durante el cual la neurona disminuye su reacción de respuesta, hasta el punto de no responder, pese a que le estén llegando estímulos se denomina estado de inhibición .



Es necesario diferenciar un estado de inhibición por "agotamiento" (demasiados impulsos que tiene que reproducir la neurona en la unidad de tiempo), de la inhibición como mecanismo efectivo de la función nerviosa, que garantiza una alta coordinación entre todas las secciones del sistema nervioso comprometidas en la regulación de tal o cual función.



También deben quedar claras las diferencias entre los estados de reposo e inhibición, aun en la circunstancia en la cual no se presente reacción de respuesta por parte de la neurona que se encuentra en estado de inhibición.

En el primero de los casos (estado de reposo) se trata de un estado pasivo de la neurona; simplemente al no recibir estímulo alguno, la neurona no responde. Por el contrario el estado de inhibición es un estado activo, responsable de la disminución de la reacción de respuesta de la neurona, pese a que le estén llegando por múltiples vías, una buena cantidad de estímulos.



El estado de inhibición es tan activo como el estado de excitación. Así como un carro para poder ser maniobrado con una alta efectividad requiere del acelerador (excitación) y del freno (inhibición), las neuronas requieren ambos procesos para llevar a cavo, de la manera más efectiva, su función reguladora de todas y cada una de las funciones orgánicas, particularmente las relacionadas con el sentir y la locomoción.

Volviendo al ejemplo del automóvil, podemos comparar el estado de reposo con un carro encendido pero en neutro, el estado de excitación con un carro moviéndose aceleradamente y el estado de inhibición con un carro desacelerado, bien sea por falta de accionar el acelerador o por la activación enérgica o pausada del freno.

Artículos de interés

0 comentarios

Síguenos en Facebook

Recibe actualizaciones


Recibe artículos recientes en tu correo